Ir al contenido principal

Match Point, de Woody Allen (2005): análisis y articulación de autores.

Autores: Echaniz, Eloisa y Echaniz, Juan José.
Profesor de Prácticos: Lic. Fernando Canale.
Profesora Teóricos: Dra. Angelina Uzín Olleros.


“Andar y andar por andar, es quedarse donde está. 
Si el hombre quiere avanzar debe aprender cuanto pueda; 
Vive aquel que no se queda, el otro… el otro dura nomás.”

José Larralde
1.      Match Point: A. Badiou y D. Scavino
Situación y acontecimiento. Para comenzar a diferenciar situación de acontecimiento (en Badiou), en simples palabras, diremos que una situación es algo que se puede prever y nunca produce un quiebre significativo. En este sentido el individuo es considerado un “animal mortal”, siempre en posición de víctima, que solo se guía por su instinto de supervivencia y nunca puede producir un cambio en su vida, hallar una verdad. Por otro lado, se puede considerar a un acontecimiento como una situación imprevista, un elemento presente, puro azar, que produce un quiebre en la continuidad de los marcos referenciales del individuo. Genera un vacio en cuanto a la significación, y esto para Badiou es lo que produce al sujeto, y le da a éste su inmortalidad, lo que denomina “la verdad singular”. Pero, ¿Qué significa esto en el planteo de Badiou? El ser humano para él, es quién sostiene el estado  de situación, sostiene la situación tal como está en su vida; esto hace al mundo catastrófico, y el autor piensa una salida a este conservadurismo, piensa las cosas de otra manera.
            A su vez, cree que el individuo es alguien que está unido a una verdad, pero que debe buscarla; a esta verdad la sitúa en el “acontecimiento”. El vacio o desencuentro que produce el acontecimiento es lo que llama al sujeto a una verdad, y cuando la descubre debe defenderla hasta la muerte; de no ser así, el hombre traiciona su acontecimiento. Entonces, un sujeto que sobrepasa al animal mortal exige que algo irreductible haya pasado en su inscripción ordinaria en “lo que hay”, es decir, su situación. A este suplemento, Badiou lo llama un acontecimiento. El acontecimiento esta por fuera de todas las leyes regulares de la situación (lo que hombre sabe de sí), genera incertidumbre y obliga al hombre a inventar una nueva manera de ser y de actuar en la situación.
            A modo de ilustración de lo expuesto, nos pareció adecuado citar al cantautor argentino de poesía gauchesca en el epígrafe, dado que en el fragmento citado se puede pensar que un sujeto “es” en tanto pueda ir más allá de su saber, es decir, no quedarse sólo con lo que tiene en su vida, sino que pueda ir en busca de su verdad; cuando dice: “el otro dura nomas…” está haciendo referencia aquella persona que no se atreve o no se arriesga a superar su estado de situación, y así lograr su inmortalidad, en ese sentido, “dura” nomas como un animal mortal.
            En este mismo sentido podemos pensar acontecimiento y situación en el film Match Point, de Woody Allen, en el desenlace de la película cuando Chris Wilton (Jonathan R. Meyers) se encuentra en ese punto paradojal que hace surgir el acontecimiento en su vida, donde tiene que elegir entre dos opciones: “quedarse como estaba”, con su esposa Chloe Hewett en esa vida burguesa (se podría decir con lo seguro), y por otro lado, ser fiel a su acontecimiento amoroso, lo que implicaba abandonar la situación en la que estaba seguro y hacer frente a la incertidumbre, al vacio, al no saber lo que iba a pasar después si se hacía cargo de su amor por Nola Rice (Scarlett Johansson).
            Para aclarar mejor lo expuesto, diremos que la situación de Chris en este film es, desde el comienzo, la búsqueda de esa vida burguesa de la alta sociedad inglesa, a la que él quería pertenecer, ya que no estaba conforme con la clase social en la que estaba inserto. Su situación se define por el encuentro con Chloe, la que le ofrece una vida confortable, estable y segura, económica y socialmente. El problema surge cuando se encuentra con Nola, en un juego de ping-pong, y esto marca un quiebre en su situación. Es este último encuentro lo que ubicamos como su acontecimiento, que se haya enamorado a primera vista de ella, que esta verdad lo haya atravesado, y que se olvide momentáneamente de toda su situación anterior. Esta verdad genera en él una total incertidumbre respecto a su vida, y es a partir de este momento que él tendrá que decidir qué hacer: quedarse como estaba (“durar nomas”), o ser fiel al acontecimiento, cuya verdad lo atravesó.
La verdad. Respecto al término verdad en Badiou, él la define como el proceso real de una fidelidad a un acontecimiento, aquello que esta fidelidad produce en la situación. No hay cielo de las verdades, esta es una ruptura inmanente porque lo que hace posible el proceso de verdad (el acontecimiento) no estaba en los usos de la situación ni se podía pensar por los saberes establecidos. Se llama sujeto al soporte de una fidelidad, luego al soporte de un proceso de verdad. El sujeto no preexiste a ese proceso, es inexistente en la situación antes del acontecimiento, entonces Badiou dice que el proceso de verdad induce un sujeto.
            Él llama ética de una verdad a lo que da consistencia a la presencia de alguien en la composición de un sujeto que induce el proceso de esta verdad; entonces, ¿Cómo el hombre adquiere una verdad ética para Badiou? Tiene que darse un acontecimiento, un quiebre con una situación anterior, aparece una situación azarosa que hace caer el marco simbólico. Cuando esto pasa, y para adquirir una verdad ética, el hombre tiene que ser “fiel al acontecimiento”, comprometerse con la nueva causa. Esta noción es central porque al caer el marco del sujeto, es que descubre su verdad. La verdad para el autor es salirse de un mismo estado, único de dolor, poder ir más allá, dar su vida por una causa; esto es lo que hace al hombre sujeto e Inmortal. El autor plantea que co-perteneciendo a su propia situación (política, científica, artística o amorosa) y a la verdad que deviene, alguien queda interiormente roto o agujereado por una verdad que pasa a través de lo que él sabe que es. En la medida en que él entra en la composición de un sujeto, en su subjetivación, este alguien existe en su propio no saber. Entonces, las tres dimensiones esenciales de un proceso de verdad son:
1.      El acontecimiento, que hace advenir otra cosa que la situación, las opiniones y los saberes instituidos; que un suplemento azaroso e imprevisible.
2.      La fidelidad, que es el nombre de un proceso, es una investigación coherente de la situación, bajo el imperativo del acontecimiento, es una ruptura continuada e inmanente.
3.      La verdad, que es el múltiple interno a la situación que construye la fidelidad.
            De lo expuesto, y en relación a Match Point, podemos decir que Chris no pudo hallar su verdad, debido a que no fue fiel a su acontecimiento. Podemos decir también que Chris no pudo llegar a ser sujeto de una verdad, en términos de Badiou, porque en el momento de decidir qué hacer frente a su acontecimiento, que fue enamorarse de Nola, no quiso afrontar la incertidumbre de la verdad que lo atravesaba, decidiendo quedarse como estaba, con lo que tenia y sabia. Esto es comparable al hombre de la caverna de Platón (Alegoría de la caverna), el cual al presentársele la verdad real del mundo, decide quedarse con su saber, que era lo que él veía desde el interior de la caverna, y tampoco se animó a afrontar la verdad que se le presentaba.
Traición al acontecimiento. Badiou propone que si existe el mal es un efecto perturbado de la potencia de verdad, plantea que es necesario que el mal sea una dimensión posible de las verdades. De las tres dimensiones del proceso de verdad ya nombradas es que depende el pensamiento del mal, ya que éste también tiene tres nombres:
1.      El mal como simulacro, imaginar que un acontecimiento convoca, no al vacio sino al pleno de la situación anterior.
2.      El mal como traición en sí mismo, del Inmortal que se es; decaer en una fidelidad.
3.      El mal como desastre, que es identificar una verdad a una potencia total.
Ubicamos lo que sucede en el film Match Point dentro de la segunda forma de este mal, que Badiou denomina “traición al acontecimiento”. Primero hay una ruptura de la ficción por la cual el hombre soporta como imagen de sí mismo la confusión entre animal humano y sujeto, entre mortal e Inmortal; a partir de ese momento se descubre una elección entre el “continuar”, de la ética de la verdad y la “perseverancia en el ser”, del simple mortal que es. Entonces, el hombre se expone a traicionar una verdad. En la película esto se puede observar en la escena donde Nola le comunica a Chris que está embarazada. Nos parece éste el momento crucial donde él tiene que decidir qué hacer: quedarse con la vida que tenía, o renunciar a todo y jugarse su amor por Nola. Queda ilustrado también que el mal es una probabilidad dentro de la verdad, ya que una de las posibilidades que tenía era considerar a Nola un problema y tratar de deshacerse del mismo. El film es un ejemplo claro de esta traición al acontecimiento, ya que Chris no se compromete con su causa, con su verdad, sino que prefiere quedarse en el simple hombre que era, prefiere olvidarse de Nola y quedarse con su esposa y la riqueza que había logrado junto a ella. Pero la traición no es un simple renunciamiento, dice Badiou. No se puede simplemente renunciar a una verdad; la denegación del Inmortal en el hombre es mucho más que un abandono, implica que siempre debo convencerme que el Inmortal en cuestión no ha existido jamás; puesto que lo Inmortal, si reconozco su existencia, me ordena a continuar, tiene la potencia eterna de las verdades que lo inducen. Entonces es necesario que el hombre traicione el devenir sujeto y devenga enemigo de esta verdad que lo atravesaba. Esto queda absolutamente demostrado en la película en el acto que comete, cuando renuncia a su Inmortal: tiene que matar a Nola y a la testigo del hecho (la vecina), para renunciar completamente a su verdad. Debido a la circunstancia el no puede solo alejarse de Nola y olvidarse de su historia con ella.; como lo dice Badiou, él tiene que hacer como que nada respecto a su acontecimiento ha existido, para seguir siendo el simple hombre que era. Como el proceso de verdad es una ruptura no se lo puede abandonar, la ruptura con una ruptura tiene por motivo la continuidad de la situación: “aquí no ocurro nada” bajo el nombre de política, de amor, etc. Éste es un mal del que no se vuelve, un mal cuya posibilidad expone una verdad, de la traición a sí mismo el hombre no vuelve, esto se ve en la escena ultima de la película, en esa mirada triste y trágica de Chris en el balcón, él no puede perdonarse esta traición por eso esta desgarrado, desolado. Ahora tiene que conformarse con ser un hombre patéticamente exitoso, sin una verdad.
Ética en Badiou. El autor critica la ética de los DD.HH. porque ésta propone un sujeto pasivo, víctima y sufriente. Detrás de esto hay una imposición de grupos dominantes con determinados intereses, el sujeto nace y se ubica como víctima. El autor está en contra de esto, plantea que el sujeto tiene que constituirse como sujeto de derecho, activo. De lo contrario es sólo un animal viviente, sufriente que no puede ni quiere hacer nada para ser diferente; esta ética se ha salido de su eje, porque esta privilegiando el mal, el sujeto pasivo siempre víctima de torturas, de un sistema que se le impone, etc. En contraposición a este animal viviente Badiou propone lo Inmortal, que tiene que ver con lo simbólico, con la herencia, con dejar impuesta la subjetividad.
            Badiou pone la ética entre comillas, porque es una ética que se ha desviado del bien, ubica al hombre como mortal y no permite el cambio. Por el contrario propone la ética de la verdad, del acontecimiento y la fidelidad, como explicamos más arriba, que permite la trascendencia y la inmortalidad del hombre.  En la película, Chris desde un primer momento, es víctima de esta ética de los DD.HH. que Badiou critica, es un sujeto pasivo aunque desconforme de la situación económica en que estaba inserto y busca hacer algo para salir de ese lugar, acercándose a gente rica, aparentando ser como ellos. Pero cuando realmente se le presenta la oportunidad de cambiar, de trascender, no lo aprovecha, esto es, cuando lo atraviesa la verdad en el acontecimiento. Si él hubiera sido fiel a esta verdad hubiera podido descubrir su subjetividad, hubiera podido estar en paz con su ser y no seguir intentando ser alguien que en realidad no es, un hombre de la sociedad burguesa. La oportunidad del cambio se le presenta a él junto con Nola, una chica en la misma situación, que también buscaba ser lo que no es, relacionándose con familias ricas. Cuando ella aceptó que no lo era, y volvió a la vida de clase media que llevaba, Chris hubiera podido hacer lo mismo, pero no lo quiso aceptar. Así es como traiciona su verdad y queda reducido a ese hombre mortal, sufriente, víctima de un sistema que se le impone, es decir un hombre que de ahora en más para hacer alguien tiene que responder siempre a esta clase burguesa que le asigna una forma de ser.
Moral individual. Esta moral para Scavino, está cargada por el ansia del consumo que genera el capitalismo, el egoísmo, la individualidad. Por ejemplo, el que roba lo hace para su propio beneficio, no con una consciencia de colaboración con el otro o la sociedad. El autor también plantea que hay dos lugares que puede ocupar el hombre en la sociedad: o lo explotan o es explotador. Si los hombres logran juntarse y luchar contra la moral y el sistema, se lograría la amistad entre los mismos, y así recuperarían potencialidad, es decir, salirse de las ataduras del otro, de la esencia, del miedo, de la vergüenza. En la dominación de la moral hay imposición de determinados roles, a los cuales el hombre es asignado. La moral apunta a que cada uno conserve su rol y no permite que los hombres se potencien. La moral, entonces, se relaciona directamente con el “deber ser”, la ética con el modo en que vivimos (con los modos de ser) y la potencia se justifica en que la sociedad sea solidaria y cooperadora con el otro.
            En Match Point, podemos ver que Chris está condicionado por esa moral individual, porque desde el comienzo se aprecia cómo él busca salir del status social medio-bajo, y pertenecer al sector adinerado, llevado por esta lógica del capital, de querer tener bienes materiales y riquezas. Se lo ve a su vez, muy llevado por su egoísmo, dado que todo lo que buscaba ser y tener era para su beneficio propio, y no para ayudar a alguien, ni hacer al bien común. También podemos ver a lo largo del film, que Chris nunca puede recuperar potencia, porque debido a sus actos quedó encarcelado por el sistema, ahora en su sector más alto, y siempre limitado a hacer todo lo posible por ser de la clase alta, dejando de lado sus deseos, gustos, preferencias, etc. 
2.      Las tragedias: E. Rinesi y C. Enaudeau
            Rinesi plantea que la tragedia es un modo de tratar con el conflicto, es una forma de presentación del mismo que, reconociendo su inevitabilidad y su carácter no negociable, opta por ponerlo en escena en su forma irresoluble. El conflicto trágico genera una encrucijada y no es tramitable, ya que refiere a imperativos mutuamente incompatibles. Además, si hablamos de tragedia hablamos de que no hay un fundamento último que asegure una elección entre dos valores.
            En el texto de Rinesi “Política y Tragedia” se pueden leer dos tragedias: la tragedia de los valores y la tragedia de la acción. La primera es una incompatibilidad entre dos valores del conflicto, donde la razón no puede intervenir para resolverlo. Lo trágico tiene que ver también con que ambos valores tienen razones suficientes para ser o llevarse a cabo, y el problema se da porque en esta situación la razón no alcanza; se produce un desgarro a nivel subjetivo, y el sujeto termina eligiendo lo que le parece más conveniente. Pero elegir una opción, implica renunciar a la otra, y esta elección conlleva una perdida en el camino que siempre perturba al sujeto. Por su parte, la segunda tragedia propone que una vez que se elige, tal elección puede no ser la adecuada. Esto último es lo que nos demuestra que no siempre podemos tener garantías con respecto a nuestra elección. Es, por ejemplo, lo que le sucede al soldado Ryan[1] cuando lo encuentran y debe decidir si irse con su madre, ya que sus hermanos habían muerto en la guerra, o quedarse a defender su causa: luchar por su patria, en la última batalla; siendo así ésta su tragedia de los valores. Al decidir quedarse en la batalla, no tiene ninguna certeza de ganar o quedar vivo, y de esta forma está renunciando a la posibilidad de volver con su madre, siendo ésta su tragedia de la acción.
Corinne Enaudeau, expone otra tragedia: la tragedia del lenguaje, donde se plantea el eidos como el fundamento último que superaría el conflicto y por lo tanto la tragedia, por ello para que haya tragedia tiene que haber inconsistencia del fundamento, y lo que constituye esta inconsistencia es el lenguaje, en el plano simbólico. La tragedia es siempre el desajuste, un desfasaje entre el sujeto y el lenguaje, queda un resto entre el lenguaje (lo que se dice) y lo que se quiere nombrar, es decir “la cosa”. De este desajuste, de eso que escapa surge el derrumbe, lo trágico, el malentendido, la polisemia y los múltiples entendidos. Y esta polisemia da origen a la tragedia del lenguaje, que tiene que ver con diferentes interpretaciones que llevan a malos entendidos. Enaudeau plantea que el orden es también inconsistente, hay algo que siempre vuelve a surgir y produce un desgarro, es aquí en el vacío, donde se funda el conflicto, por esto nunca se capta un fundamento irresistible, ni para la política ni para la ética. Por esto Rinesi realza el vacio y el conflicto, no cree en un fundamento, ya que el conflicto está presente en toda experiencia humana, todo el tiempo.
Bibliografía
§  Badiou, A. La ética: ensayo sobre la consciencia del mal. Edit. HERDER S.A. Barcelona, 2004
§  Enaudeau, C. La paradoja de la representación. Edit. PAIDOS. Buenos Aires, 2006
§  Rinesi, E. Política y tragedia: Hamlet, entre Hobbes y Maquiavelo. Edit. COLIHUE. Buenos Aires,  2003
§ Scavino, D. La era de la desolación. Ética y moral en la Argentina de fin de siglo. Edit.  MANANTIAL. Buenos Aires, 1999
§http://www.donjoselarralde.com.ar/jl/detallepepe.aspcodigo=HERENCIA%20PARA%20UN%20HIJO%20GAUCHO%20I (letra de Herencia pa’ un hijo gaucho, de José Larralde)

Anexos


HERENCIA PA’ UN HIJO GAUCHO

Cuando el canto me llega, me llega ansí, 
decidor y sentido pa´no o pa´si. 
Cuando el canto me llega suelo decir, 
Lo que siente el que siente y quiere sentir. 
Cuando me llega el canto, me meto en él, 
él me cuenta sus cosas y yo… y yo también. 
Cuando me llega el canto le doy mi voz; 
Porque que quiero a esta tierra que me ha dao Dios. 
Cuando suelto mi canto lo habrán de ver, 
Desnudo como el alma que pongo en él. 
Venite canto hermano, estoy aquí, 
Esperando tu copla he de vivir, 
Y abrazao a tu copla me han de encontrar 
los que miden el tiempo que fue y vendrá. 
Nocheador de recuerdos me sé esperar 
madrugadas de sueños de acá y de allá. 
Cuando el tiempo me llegue, han de de quedar 
el calor de mis coplas pa´los demás. 
Por eso, si abarco ancho ¿qué hay? 
¿Me va a decir que está mal porque a Usté no le gusta? 
A mi tampoco me gusta el frío 
y lo mesmo caen unas machazas heladas 
Y me las aguanto, 
Porque sé que sirven aunque... 
aunque yo tirite. 
¿Qué pa´que sirven?... 
Muy fácil; pa´saber lo lindo que es el calor. 
Si no existiera el “no”, el “sí” estaría de más. 
Se ha inventao el pecao, y ¿pa´que sirve? 
Pa´poder ubicar cuatro palabras que son: 
“Eso no se hace”. 
Se ha inventao el castigo, y ¿pa´que sirve? 
Justamente pa´que otro pueda hacer lo que Usté no debe hacer. 
Y se ha inventao el perdón y ¿pa´que sirve? 
Pa´aliviar la concencia del que lo da, 
es una buena forma de perdonarse uno mesmo, 
entonces, ya somos buenos, y podemos seguir bufando honestidad: 
Ajá, linda palabra, lástima que es medio larga, 
Será por eso que a veces es medio incómodo ubicarla: 
Ah, si se le manca el zaino, no lo muente, 
¿sabe qué pasa? 
Entuavía no aprendí a refalarme cuesta arriba. 
Le viá dar mucha gratitud si trata de entenderme. 
Sé que es mucho pedir, 
no porque usté sea un ignorante, o un mal intencionado. 
Sino porque yo soy medio bagual y utlizo pa´hacerme entender 
un relincho, que algunos le llaman canto; 
y que al final es lo mesmo; porque hay relinchos lindos y de los otros; 
Igual que las flores. 
¿Usté alguna vuelta, miró a las flores? 
Una vez mirando los bichos en el campo observé que las abejas y las mariposas, no eligen las flores más bonitas, pa´pararse arriba de ellas. 
De ahí aprendí, que lo lindo debe estar adentro. 
Igual que en el relincho, 
Y si no, digame que tal es el peludo sancochao?. 
De mirar pa´arriba, se me endureció el pescuezo, 
De ahi?... de ahi aprendí a mirar pa´abajo; 
y lo primero que ví, me dejó asombrao; 
vi a la raíz retorcida de una planta que asomaba como si fuera un callo crecido en el pecho de la tierra. 
Alrededor las hojas cáidas y el ramerío seco y derrotao 
Con un silbido gemidor y agonizante que acompañaba el viento del invierno. 
Vi una torcacita acurrucada al reparo de una paja brava 
Que hacía retranca como defendiéndo, ese hijo de carne tibia que su especie de yuyo no le dio. 
Su nido, su nido había volado, en una sacudida 
Como voló el orgullo arrogante de la tupida copa. 
Y ayá estaba la ráiz, sudándole rocío a las heladas 
Creciendo por dentro, lambiendo toscas pa´parir verano. 
De ahí...de ahí justamente aprendí a mirar pa´abajo, 
Me miré los pieses y me dio vergüenza, de ensuciar la tierra con las alpargatas. 
No sé si me entiende, 
pero no me arrime leña yo tengo la mía. 
Me suebra un invierno, p´arder todo un año. 
Quiero que me entienda porqué abarco ancho, 
Porque yo no quiero dejar mis palomas a merced del viento sin tener reparos. 
Porque tengo raíces que crecen por dentro lambiendo las toscas pa´parir verano. 
Por eso relincho, o...o por eso canto. 
Por eso me atrevo a tender la mano con mis pareceres que son unos cuantos, 
De hijo, de padre, de amigo y de hermano... 
Perdone m´hijo, y no crea, 
Que le voy a dar consejo, 
Solamente en el reflejo 
De un parecer sin pasión, 
Quiero darle la ocasión 
De verle el alma a su viejo. 
Seguro que de mi charla 
nada malo va a sacar, 
Si hasta puedo asegurar 
que sin tener mucha cencia, 
Le va alegrar la concencia 
alguna que otra verdad. 
Verdades que fueron llagas 
verdades que alivio fueron, 
Verdades que se metieron 
con arrogancia salvaje, 
Es el grito del gauchaje 
que se escucha hasta el cielo. 
En toda la huella larga 
donde mi voz se escuchó, 
hasta el viento se calmó 
para poderse enterar, 
que un hombre quiso cantar 
y porque quiso canto. 
Ah m´hijo, cuando Usté sepa 
lo mucho que puede andar 
Cuando sepa la verdad 
de lo que el mundo atesora 
Verá que el que canta llora 
y el que llora canta más. 
Es lindo sentirse sano 
y con la frente limpita 
Es lindo ver de cerquita 
lo que de lejos se admira 
Los placeres de la vida 
se gozan cuando se palpitan. 
Cuando no se quiere ver 
no hay más que cerrar los ojos, 
Pero no es bueno a mi antojo 
ser ciego por voluntad, 
Castiga más la verdad 
en rancho que usa cerrojo. 
Abra grande la brazada 
cuando es pa´dar bienestar, 
No esperen a que pidan 
mas cuando es amor lo que imploran, 
Respire con las auroras 
y cante con la amistad. 
Déle abrigo al que precisa 
que su padre precisó, 
No olvide que si nació 
y una mujer fue su madre, 
Sabe bien que por su sangre 
usted recibió calor. 
Siempre es poco lo que dé 
si de cariño se trata, 
Si de su pecho desata 
el ñudo de la bondad, 
Amará la libertad 
y ya habrá honrao a su tata. 
El rispeto debe ser, 
desde el mas chico al más grande 
Rispete cuando usted mande 
y rispete cuando es mandao. 
Rispetar y ser cayao 
son las armas del que sabe. 
Nunca se sienta humillao 
ni se arrodille ante nada 
Pero no gaste en parada 
ni se haga el lomo ladeao, 
El fierro mas afilao 
se mella de una mirada. 
Sepa morderse la lengua 
cuando no tenga razón, 
el hombre que es moscardón 
nunca gana una partida, 
la palabra bien medida 
tiene el doble de valor. 
Si el perro mueve la cola 
el perro sabe lo que hace, 
Nunca se meta ni pase 
por juez de problema ajeno, 
El rancho suyo está lleno 
de cosas por arreglarse. 
El hombre no tema al hombre, 
porque el temer perjudica, 
La idea aunque a veces chica, 
de que aquel es superior, 
Obliga a ser inferior 
y a que haga carne la pica. 
Pero tampoco se agrande 
porque sepa un poco más, 
Al pingo que dende atrás 
arranca sin banderola 
No hay lazo, ni pial, ni bola, 
que lo alcance a sujetar. 
Si un día le da por cantar 
trate de hacerlo solito, 
Aprienda del pajarito 
que canta por ser cantor 
Pero sepa que la flor 
primero fue capullito. 
Trate de ser llegador 
con palabras decidoras, 
Las cosas más entradoras 
son las que el pueblo compriende 
Y sepa que no se vende 
la idea que se atesora. 
Si quiere ser hombre libre 
cante por la libertad, 
La lucha por la verdad 
se ha hecho para los varones, 
Ladearse de los maulones 
alcanza para empezar. 
Es fácil mirar de arriba 
cuando abajo no se estuvo, 
El lechuzón por ojudo 
observa desde el alambre, 
Pero va a matarse el hambre 
a la cueva del peludo. 
Si el de arriba tiene ganas 
el de abajo es el que aguanta, 
Por eso a veces me encanta 
ver ladearle la osamenta 
Y ver que el toro se encuentra 
con que el ternero se agranda. 
Nunca se deje llevar 
por palmadas ni alabanzas 
El graznido de la gansa 
es opaco y ordinario 
Las cuentas de ese rosario 
no alimentan esperanzas. 

A veces... a veces el ser sumiso 
da lugar a confusión 
Y en más de una ocasión 
le rajuñan las costillas 
Si entonces muestra cosquillas 
te acusan de rebeldón. 
Pero a veces el que aguanta, 
dice, basta y se acabó 
Entonces sí ¡Ay mi Dios! 
ya se termina la historia 
La calle canta victoria 
al compás del barrigón. 
Pero cuidado con que el odio 
empiece a roer la mente 
Hay muchos hombres decentes 
que se mantienen enteros 
El odio es mal consejero, 
enfermedad de inconcientes 
Con no olvidar suficiente, 
pa´que no pase otra vez 
Si el mal por el bien no es, 
el bien por el mal tampoco 
Diferenciar cuesta poco 
si se tiene sensatez. 
Del gajo que da la parra 
es fea sacar estacas 
Nace torcido y destaca 
su deforme horqueterío 
Y aunque su tronco es sombrío, 
su fruta suele ser blanca. 
El color poco interesa 
si el jugo que da es mejor, 
Pero no fueron ni son 
los que pa´ejemplo he tomao, 
A esos hombres que han dejao 
que se le aflojé el cinchón. 
Almiro al que se retuerce, 
pero entiéndase mi esplique 
Pa´que el barro no salpique 
se lo ha de pisar despacio 
El hombre ha de ser reacio 
con causas que justifique. 
Lo primero en aprender 
es no dejarse pisar 
La prudencia y la verdad 
son cosas que van parejas 
Pero si sufre y se queja 
hay que saberse quejar. 
Nunca vaya con tapujos, 
ni con mostrarios de ablande 
El que paga que lo mande 
es justo y sin discusión 
Pero nunca dé ocasión, 
a que le chupen la sangre. 
P´al amigo que precisa 
trabaje sin interés 
Pa´ayudar no hay una vez, 
nunca cuente sus gauchadas 
Acordarse y dar patadas 
no aparejan honradez. 
Hay quienes le dan la mano 
y uno confiao se la agarra 
Después viene la fanfarría 
y da su grito cobarde 
El bocón canta su alarde 
al sonar de las cascarrias. 
Es fiero abrirse camino 
entre cardales chucientos 
Pero... pero si pasan los vientos, 
el hombre puede pasar 
Tan solo se queda atrás 
quien no abriga sentimientos. 
Perdone… perdone el palabrerío 
es mi forma de espresión 
Pero teniendo razón 
yo las mando derechito, 
Y aunque no canto bonito, 
canto con ispiración. 
No me achico en la postura, 
ni retiro lo bancao 
Si mi taba se ha clavao, 
en las patas del que copa 
Que la pise el que lo toca 
y se cuide del blanqueao. 
Mil ejemplos da la vida 
pal´que los quiera tomar 
No es fácil poder guardar 
tanta agua en un solo aljibe, 
Pero siempre se consigue 
cubrir la necesidad. 
Cuanto más cosas se saben 
más quedan por aprender, 
La ayuda que da el saber 
termina lo que se ignora, 
Si hasta la luz de la aurora 
termina al anochecer. 
Si el hombre quiere vivir, 
debe cambiar de querencia, 
No es gueno ni encierra cencia, 
nacer y quedarse quieto, 
El andar...el andar pamis defetos, 
ha sido madre experiencia. 
El andar regala vida, 
vagar regala abandono 
Diferencia que de asomo 
tal vez lo invite a pensar, 
pero puedo asegurar que 
el que vive es uno solo. 
Andar y andar por andar, 
es quedarse donde está 
Si el hombre quiere avanzar 
debe aprender cuanto pueda 
Vive aquel que no se queda, 
el otro... el otro dura nomás. 
Hay cosas que uno pregunta 
y nadie sabe esplicar, 
El derecho de inorar 
tiene razón limitada, 
La esplicación regalada, 
a veces suele hacer mal. 
El tranco del buey es lento 
pero su fuerza es pareja 
Mi parecer lo asemeja 
al hombre que es sabedor, 
lento el tiempo es gran señor 
y grande el tendal que deja. 
Al que vive del ayer jamás 
le llega un mañana 
Se envuelve solo y se afana 
por conservar la distancia 
La grasa se pone rancia 
a fuerza de estar colgada. 
También está el que de apuro 
del presente se ha olvidao, 
Vive siempre fatigao 
por alcanzar el mañana. 
Hoy se queda con las ganas 
y mañana con pasao. 
De las dos formas de vida 
ninguna es buena a mi ver 
Que el guarda va tener 
es cosa ya muy sabida 
Pero en las horas perdidas 
jamás se encuentra un después. 
La vida...la vida es solo presente, 
el futuro es esperanza, 
Es bueno tener constancia 
y mirar con claridá 
Si el hoy es conformidad, 
mañana es perseverancia. 
No quieran mis intenciones, 
alterar su independencia, 
Jamás mi precaria cencia, 
quiera imponer tiranía, 
La luz que regala el día, 
nace en su propia concencia. 
No hay ser que tenga mas juerza 
que el que obra con honradez, 
No implore si alguna vez 
la injusticia lo maltrata 
La razón aunque ande en patas 
camina con altivez. 
Muéstrese siempre sencillo, 
sin gritar ni hacer alarde, 
La humildá no es ser cobarde, 
es muestra de educación 
Y no espere una ocasión 
pa´sacar trapos al aire. 
No hay cosa más repunante 
que el comentario viajero 
Los chismes del orejero 
y el cuereo a lo comadre 
Son cosas que donde cuadre 
debe juirle al entrevero. 
Siempre esiste la ocasión 
pa´poderse entreverar 
En el arte de lacranear 
no esiste más herramienta 
Que tener la jeta suelta 
y usarla pa´los demás. 
Todo pastel bien cocido, 
se masca y deja el gustito, 
Algunos son amarguitos, 
otros suaves y dulzones, 
Y al que cuecen los bocones, 
lo comen los pajaritos. 
Muy ignorante ha de ser 
el que sufre por los cuentos, 
Hay hombres que están contentos 
y por ser una chismoceada 
Empiezan a las patadas 
y hacen un mundo al momento. 
Y está el otro que la goza 
viendo sufrir al pavote 
Estira largo el cogote 
pa´mirar como patea 
La vibora culebrea 
y hace gala de su dote. 
Hay veces que el hombre 
siente necesidad de decir 
Cosas que al ir y venir 
de esta vida sobradora 
Al fin se hacen cansadoras 
y uno tiene que escupir. 
No hay desgracia más atroz 
en la vida del humano 
Que ampararse en el desgano 
por ocultar su razón, 
No hay cielo que dé perdón 
p’ al que oficia de gusano. 
Hablar de esto llevaría 
más tiempo que un almanaque 
pero le brindo y empaque 
su lengua en lugar sencillo 
Que si tiene calzoncillo 
difícil que se le escape. 
Por eso m´hijo repito, 
que consejos no le doy 
El canto que canto hoy 
y el canto que ayer canté 
Mañana lo cantaré 
de puro criollo que soy.



José Larralde





[1] Rescatando al soldado Ryan, de Steven Spielberg. 1998 

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿De qué hablamos cuando hablamos de amor?

Artículo publicado en El Diario 20/8/2016. Por Luciano Lutereau[1] El amor en psicoanálisis es un fenómeno paradójico. Aunque no menos que en la vida cotidiana, donde también se manifiesta de las maneras más extrañas. Es el caso de muchos varones que, desde niños, no han hecho más que expresar su gusto por una chica a partir de actitudes agresivas, como tirar del pelo, hasta el desprecio y la degradación; o bien el de muchachas que pueden fingir indiferencia o desinterés, para que el amor “no se note”. En la práctica del psicoanálisis también el amor se actualiza invocando a su contrario. No hay nada más lejos del amor en un análisis que el interés por la persona del analista. Estos episodios suelen ser un obstáculo (ni siquiera una resistencia), y están mucho más cerca de la sugestión (y, por lo tanto, de la idealización) que del análisis. En un análisis el amor suele presentarse a partir del reproche, la queja, el desinterés, etc. No son pocos los pacientes que, por este motivo, no qui…

Sylvia Bermann

El día domingo 16 de septiembre pasado, en la ciudad de Córdoba, ha fallecido a los 90 años de edad la Dra. Sylvia Bermann.

Hija del Dr. Gregorio Bergman, inmigrante y descendiente de una familia de judíos rusos, psiquiatra, con varios libros, publicaciones, trabajos editados, profesor titular de medicina legal y consejero universitario.  Fue militante político y social. Este clima familiar de compromiso político y social cotidiano marcó la vida, la historia y los aportes en el campo académico de la Dra. Bermann. 


Fiel a esta consigna supo guardar coherencia entre las ideas y la acción hasta las últimas consecuencias. Su trayectoria militante se expresó en todos los lugares donde le tocó actuar. 

Fue presidenta de la Federación Argentina de Psiquiatras, en la misma época que secuestran a su hija, también militante social y política, quien permaneció detenida en la ESMA y luego arrojada al río en los vuelos de la muerte. 
Sylvia Bermann fue psiquiatra y sanitarista, graduada en Salud Públi…